Escuela de Violería. | Sobre la escuela
Escuela de violeros de Zaragoza. Es un proyecto de innovación pedagógica dirigido a la formación de calidad de violeros y guitarreros, siguiendo los procedimientos artesanales antiguos.
17816
page,page-id-17816,page-template-default,cookies-not-set,,ajax_fade,page_not_loaded, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,qode-theme-ver-6.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_non_responsive

   La Escuela de Violería está comprometida con la investigación, preservación y divulgación del rico legado cultural de la violería ibérica, y en especial, aragonesa. Imparte cursos de formación en la construcción de instrumentos antiguos (vihuela de mano, vihuela de arco, guitarra renacentista, guitarra barroca, laúdes ibéricos, arpas ibéricas, viola da gamba y guitarra española). Tiene su sede en la ciudad de Zaragoza y desarrolla actividades en colaboración museos y  socios europeos.

 

   Organiza ciclos formativos completos de varios años de duración que permiten a los alumnos profesionalizarse en diferentes ámbitos de violería, luthería, gestión cultural, o investigación y rescate de patrimonio organológico. También incluye cursos de media o corta duración dirigidos a la especialización, en algunos casos, y a la iniciación, en otros. También programa cursillos monográficos en diferentes materias relacionadas con la violería: lacería, taraceado, tratamiento de superficies, restauración de instrumentos musicales, confección de cuerdas de tripa, etc.

 

   Ocupa un espacio no atendido por las enseñanzas oficiales, que no incluyen estas especialidades y, desde su inicio, ha recibido alumnos procedentes de diferentes países, interesados en la especialización en las técnicas antiguas del Arte de la Violería.

 

  Contribuye a la recuperación de patrimonio organológico mediante la aplicación de un método científico. Una propuesta respetuosa con los procedimientos artesanales antiguos y con la personalidad artística de aquellos delicados instrumentos. A partir de las investigaciones desarrolladas por musicólogos, organólogos y violeros, de acuerdo a métodos científicos, se interesa por la recuperación de las arquitecturas, morfologías, ornamentaciones y materiales históricos con el máximo rigor.

   Desde su inicio, en coherencia con los planteamientos y la filosofía de su principal patrocinador, la Fundación Daniel@Nina Carasso, la Escuela de Violería, también llamada Escuela de Violeros, se ha comprometido con la inserción profesional y la integración cultural de colectivos en riesgo de exclusión y personas con diferentes discapacidades. Fruto de este espíritu surgieron proyectos tan ilusionantes como el “Ratatranta”, de amplia difusión internacional, o el taller para la profesionalización en la confección de cuerdas de tripa.

   

   Se constituyó en el ejercicio 2014 gracias a la iniciativa de la Asociación Cultural Muslyramus y al apoyo prestado por la Fundación Daniel@Nina Carasso, en un contexto, Aragón, en el que la violería fue una de las artes mayores durante la Edad Media y el Renacimiento, de ahí su permanente apuesta por conseguir un mayor apoyo institucional en el intento de reivindicar la importancia del legado de los violeros zaragozanos, un activo cultural de enorme importancia, reconocido internacionalmente.

 

  La Escuela de Violería es uno de los socios del proyecto europeo Delyramus, (Europa Creativa, 2018-2020), junto otros socios españoles, portugueses e italianos. La función de nuestra escuela, dentro de este proyecto, es la de reconstruir varios instrumentos musicales tardogóticos y renacentistas a partir de iconografía aragonesa, portuguesa y napolitana.

 

   Su estructura recibe también apoyos por parte de la Diputación Provincial de Zaragoza y establece colaboraciones puntuales con el Ayuntamiento de Zaragoza y otras instituciones para gestionar proyectos de dinamización y reivindicación cultural.